El tiempo de la “Innovación abierta”

En medio del impacto económico que la contingencia por el Covid-19 trajo a nuestro mundo, algo increíble pasó: Las compañías comenzaron a trabajar en conjunto, enfocadas en generar valor. 

La colaboración es un tema que regularmente es pasado por alto, pero puede generar enormes beneficios para las empresas. La innovación abierta permite muchas formas de crear valor, ya sea a través de nuevos socios estratégicos que tengan habilidades complementarias o descubriendo el potencial de las relaciones que se han tenido durante años. 

En una crisis como la que enfrentamos hoy en día, la innovación abierta puede ayudar a las organizaciones a encontrar nuevas formas de resolver problemas, de construir una reputación positiva y sobretodo, servir como base para una futura colaboración, pues se ha generado confianza entre las dos partes, que están dando un poco más de sí. 

La oportunidad de innovar y de superar desafíos recurrentes en la organización se pueden afrontarse de la siguiente manera: 

  • Aprovechar la motivación bilateral 

Las empresas dependen de la participación activa de sus empleados para tener éxito. Es importante conocer qué los motiva para que quieran compartir sus conocimientos para generar valor. 

  •  Nuevos socios 

Aunque parezca un desafío debido a los costos y tiempo que requiere, los nuevos socios proporcionan habilidades y perspectivas complementarias. 

Cuando todas las empresas del mundo están afectadas por el mismo tema, muchas están en busca de nuevas formas de hacer negocios, lo que ha generado mayor visibilidad y apertura para generar valor en conjunto. 

  • La urgencia conduce a la transformación 

Las empresas deben poder identificar el desafío transformador que se avecina, para poder obtener valor de la innovación abierta, pues ésta, puede requerir cambios operativos y estructurales en la manera en cómo se realizan los negocios. 

Los directores están ahora enfocados en escuchar y apoyar a sus generadores de cambio para que los procesos sean más ágiles y las personas puedan comprometerse con un proceso en el que se sienten involucrados y ven resultados. 

  • La mirada hacia el futuro 

La experiencia de tener un enemigo común, como el coronavirus, puede desbloquear la velocidad, fuerza y creatividad de las empresas para enfrentarse a los desafíos más grandes. Una crisis posiblemente altera el comportamiento de todos los stakeholders de la organización. Al establecer nuevas formas de realizar innovación abierta durante crisis como la que atravesamos, puede llegar aportar la flexibilidad necesaria para asegurar la viabilidad de la empresa. 

La experiencia que estamos viviendo nos debe llevar a planear hacia una nueva normalidad, no pensar en cómo volver a lo que conocíamos como normal. 

En Spira somos aliados estratégicos de las empresas que confían en nosotros, generamos ideas innovadoras y pensamos diferente, logrando el fortalecimiento de las compañías al generar hábitos productivos en las personas. 

Conoce cómo lo hacemos aquí:

Leave A Reply