El poder de una gran presentación

La gran diferencia entre una presentación normal y una de alto impacto se define por la conexión entre el presentador y su audiencia. 

En la nueva realidad, mantener la atención de tu audiencia es un gran reto. Conocer a tu audiencia y centrar la ejecución de la presentación en la misma, es fundamental para el éxito del programa. 

Una presentación tiene el poder de cambiar el mundo, si logras comunicarte efectivamente a través de ellas. Lo que quiere decir esto es que la idea que quieras comunicar debe difundirse para tener efecto y la forma más efectiva de transmitir esas ideas es a través de una historia. 

Piensa por un momento en el impacto que tienen las historias, se han contado desde siempre y han sido la forma en como se ha transferido la cultura y los valores de generación en generación, y se mantienen intactos, lo que nos lleva a pensar que cuando una historia está estructurada de manera correcta, el mensaje puede ser transferido y entendido, de manera que permanece en el tiempo. 

Entonces, ¿cómo incorporar historias dentro de tus presentaciones? 

Empieza por el qué es, qué está pasando actualmente, el status quo, la situación actual con la que tu audiencia se va a identificar, y luego lo comparas con lo que podría ser, en donde empiezas a comunicar la idea central de tu presentación, enfocándote en eso que quieres lograr.  

Toda la presentación debería continuar atravesando estas dos etapas una y otra vez, de manera que lo que es resulte poco atractivo, y logres dirigir a la audiencia hacia el futuro (lo que podría ser), que resultará cuando adopten la idea que estás presentando.  

Resulta fácil decirlo, pero trasladarlo a la práctica es lo que cuesta un poco, así que te presentamos unos pasos que deberías tener en cuenta cuando pienses en la historia que quieres contar: 

  1. Audiencia. ¿A quién le estás haciendo la presentación? Conoce quiénes son, que los influencia y qué los motiva a estar conectados con tu contenido. 
  1. Interacción. Haz preguntas, tu audiencia al responderla te dará algunas ideas de lo que piensan o sienten y esto te ayudará a enfocar y dirigir la presentación para que se sientan identificados con el contenido. 
  1. Anticipación. Piensa en todas las preguntas que puedan surgir, así como que temas se pueden derivar de la presentación. Piensa en qué preguntas pueden ser un gran desafío para ti y prepara previamente unas respuestas que te sirvan como guía.  
  1. Ponte en sus zapatos. Durante tu presentación, trata de ver el contenido como un participante, qué puede estar pensando, que conexiones estás generando, hasta el mismo diseño de la presentación entra a jugar un papel importante cuando estás como asistente, así que enfócate en lo que te gustaría ver y escuchar. 

Recuerda ese lema que siempre hemos escuchado: “La práctica, hace al maestro”, y es que cuando los entornos cambian, las reglas del juego también lo hacen, retándonos a pensar en que siempre podemos hacer las cosas mejor; siempre puedes ser un mejor presentador, solo necesitas prepararte para ello. 

En SPIRA creemos en la potencia de una presentación efectiva y hemos creado la Certificación educadores online, en donde el módulo 3 se concentra en este tema en particular, te invitamos a conocerla y convertirte en el mejor storyteller para tus presentaciones.

 

Quiero conocer la certificación de educación on-line