Comportamientos que definen nuestro futuro

Planificación, preparación y respuesta, tal vez las tres variables más importantes para las empresas ante la situación actual que vivimos por el coronavirus, pero cada una de ellas representa necesariamente un cambio importante en los comportamientos y hábitos que hemos desarrollado hasta ahora.  

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha insistido en la necesidad de generar una recuperación rápida y sostenida, mitigando los impactos negativos en las empresas y sus empleados, estimulando la economía y el empleo, lo que implica que para lograrlo es necesaria la adopción de protocolos de bioseguridad enfocados en minimizar los factores de riesgo. 

Las organizaciones, por lo tanto, deben enfocarse en lograr generar nuevos comportamientos en sus colaboradores, de manera que se garantice el compromiso por mantener la salud y la seguridad, para así generar ambientes en los que la productividad de la empresa se vea positivamente impactada. 

Los protocolos deben ir acompañados de herramientas que faciliten tanto a empresas como colaboradores, comprender y validar el cumplimiento de los aspectos legales dictados por los gobiernos y organizaciones internacionales; los decretos son extensos y contienen demasiada información que muchas veces se pierde entre líneas, por eso en  SPIRA hemos creado herramientas que permitan abordar la nueva normalidad, como listas de chequeo, que facilitan a todos los involucrados en el proceso, a comprender cómo deben actuar y qué reglamentos seguir. 

Realizar acciones enfocadas a generar hábitos en las personas garantizan que los comportamientos se mantengan en el largo plazo. En Spira somos expertos en identificar esos comportamientos claves que las personas deben realizar para hacer que las cosas pasen, y estamos seguros que podemos apoyar a tu organización en esta transición. 

¡Quiero saber más!