¿Qué sería de la formación on-line sin las plataformas virtuales?

Para las empresas o personas que buscan mejorar sus herramientas de aprendizaje, productividad, efectividad y superar nuevos retos, la formación on-line por plataformas virtuales se convierte en una de las mejores alternativas para crear hábitos productivos, mejorar habilidades y generar procesos de capacitación.

Resulta increíble que las primeras ideas de formación no tradicional, dieran sus primeros avances hace más de 96 años por Sidney Leavitt Pressey[1]  profesor de psicología de la Universidad Estatal de Ohio un apasionado por modelos de aprendizaje alternativo, quien en 1920 crea la primera máquina portátil para responder preguntas de opción múltiple con botones. 

En aquel momento se comienza a pensar en entornos académicos innovadores que lleven a una categoría diferente de aprendizaje. Entonces en 1960  se crea “Plato, la base de los LMS surgiendo antes que el internet con elementos nunca antes vistos como un chat, foros o emails”[2]. 20 años después, en 1980, llega el primer LMS (Learning Management System) creado por SoftArc[3].

De está manera, en 1996, la formación online le da pie al concepto campus virtual y el término elearning (aprendizaje electrónico o en línea) toma bastante fuerza, evolucionando rápidamente e implantando formas de enseñar y aprender apoyadas en la nueva era tecnológica de la web 2.0.

Por esto, nace Moodle y la idea de desarrollar plataformas en la nube encontrando una luz en la tecnología y el internet, permitiendo que los LMS existieran completamente on-line instalados en servidores internos o externos de las universidades y organizaciones empresariales. 

Ahora bien ¿Por qué las plataformas virtuales son una herramienta clave en la formación on-line?

Porque responden a una necesidad de la modernidad: Las personas quieren adquirir conocimiento pero el trajín diario disminuye notablemente la posibilidad de dirigirse a una universidad o un centro educativo.

Además, las plataformas on-line mitigan las barreras de distancia y el tiempo en territorios rurales de difícil acceso, por ejemplo, algunas zonas de Colombia, donde las pocas inversiones estatales en infraestructura para educación limitan la democratización de la educación y formación. 

Así mismo, facilitan el acceso al sinnúmero de conocimientos alojados en la nube que potencializan los procesos de educación ya que aumenta los canales de acceso: un computador portátil, celular, tablet, entre otros dispositivos con conexión a internet.

Es por esto, que las metodologías de educación van cambiando y se debe avanzar en el uso de herramientas on-line. Así desarrollar el autoaprendizaje tanto en tutores como estudiantes en foros, chats, módulos y aulas interactivas, entre otros materiales que permiten potencializar el aprendizaje. 

Así lo hemos hecho en SPIRA, entendemos los intereses y las necesidades de nuestros clientes y desarrollamos, a través de plataformas on-line, el diseño de estrategias que permitan mejorar hábitos productivos en onboarding exitosos, capacitación, conferencias y streaming académicos; todo siempre encaminado a mejorar procesos de formación con resultados positivos para las organizaciones. 

Si quieres conocer más de este tema y nuestras soluciones:

¡Conversemos!

Leave A Reply