Educación experiencial.

Educación Experiencial

Por: Ximena López

¿Conoces la educación experiencial? Este método te ayuda a desarrollar la capacidad de aprender bajo tus propias experiencias, centrado en el trabajo sistemático y operativo.

La educación experiencial viene en nuestro ADN, la vemos en los niños, es un aprendizaje natural que nos permite expresarnos y descubrirnos tal y como somos, esta metodología nos lleva a actuar sin máscaras, creo que eso es lo encantador.

La educación experiencial ha evolucionado en el tiempo demostrando su efectividad y aplicación en todo lo que vivimos, facilita en las personas formas de aprendizaje funcional y sostenible.

Ha sido definida como un proceso de construcción de conocimiento, adquisición de destrezas y desarrollo de valores a partir de la experiencia directa. (Asociation for Experiential Education)

Puede comprenderse como una alternativa metodológica que combina sistemáticamente actividades, juegos y retos con la retroalimentación y reflexión de las personas alrededor de éstos.

Nos plantea nuevos caminos de reflexión y autoconocimiento acerca de las vivencias para aprender de ellas y de esta forma generar cambios personales, nos posibilita tomar conciencia de nuestro entorno y de nosotros dentro del mismo.

La experiencia nutre y mantiene inagotables fuentes de creación que los seres humanos poseemos por naturaleza y que algunas veces pensamos que no las tenemos o que las hemos perdido por no ser conscientes de este aprendizaje continuo.

Por medio de la educación experiencial podemos comprender, asumir, respetar, cooperar y comunicarnos; valores importantes que son necesarios en la sociedad para contribuir en la formación de mejores personas.

Así funcionan las etapas de esta metodología:

Experiencia Concreta: Las personas aprenden al estar involucradas en una actividad o experiencia y recordando cómo se sintieron. Esta es la forma primaria en la que aprendemos y puede servir como la base de todas las otras etapas en el ciclo de aprendizaje.

Observación Reflexiva: Aprender procesando una experiencia concreta como base, reflexionando sobre la experiencia para obtener más información o profundizando en la comprensión de la experiencia.

Conceptualización Abstracta: Basado en el reflejo de una experiencia, la persona consciente o inconscientemente teoriza, clasifica o generaliza su experiencia en un esfuerzo para generar nueva información. Esta etapa de «pensamiento» sirve para organizar el conocimiento, permitiendo al aprendiz ver el «panorama» e identificar patrones y normas. Esta etapa es crítica para ser capaces de transferir sus conocimientos de un contexto a otro.

Experimentación activa: Aprender haciendo, la persona aplica o prueba sus conocimientos recién adquiridos en el mundo real. La aplicación de aprendizaje en sí es una nueva experiencia desde la cual el ciclo comienza nuevamente.

Y de esta forma se convierte en una herramienta inagotable de aprendizaje en todos los ámbitos de la educación y la capacitación que cada día nos enfrenta a más retos.

Leave A Reply